Se amplían las rebajas fiscales para el 2016

Se amplían las rebajas fiscales para el 2016

Se han presentado enmiendas al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2016. Entre estas enmiendas hay algunas rebajas fiscales para algunos colectivos como los autónomos de transporte, del sector primario y mejoras sociales para los discapacitados y mejoras en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles IBI. Estas medidas entrarían en vigor el 1 de Enero de 2016 y su vigencia seria indefinida.

Estas rebajas fiscales son:

  • IBI: Hacienda autorizará a los ayuntamientos a reducir el IBI hasta un 20% de los inmuebles con mejor clasificación energética. Para beneficiarse de dicha bonificación, los propietarios del inmueble deberán acreditar el certificado energético ante el ayuntamiento. Así, los que tengan la mayor calificación (‘A’) se podrán bonificar hasta el 20%. La escala introducida prevé también que para los edificios de calificación energética ‘B’ la bonificación será de hasta el 16%, y para los que tengan una calificación de ‘C’, alcanzará hasta el 12%. Los de calificación energética ‘D’ podrán disfrutar de una bonificación de hasta el 8% y los de ‘E’, de hasta el 4%.
  • Autónomos sector transporte y primario: Se amplían los umbrales de facturación para los transportistas autónomos que tributen en módulos, elevando de 150.000 a 250.000 euros el límite de facturación anual por el conjunto de actividades. De esta manera se iguala a lo establecido para los agricultores, al tiempo que se aumenta de 75.000 a 125.000 euros el umbral establecido en la facturación a empresas.
  • Discapacitados: Se amplía la compatibilidad entre la percepción de una pensión no contributiva de invalidez y el desempeño de actividades de tipo laboral o formativo. La enmienda fija un único límite para esta compatibilidad, que quedará situado en la suma de la pensión no contributiva y el IPREM en 12 pagas. Si se excediera del importe, la pensión se vería reducida en la cuantía necesaria para llegar al límite fijado. Esta novedad supondrá un incremento de entre 2 y 4,5 veces la cuantía de la pensión que puede percibir el beneficiario y significa unos 2.000 euros al año, así como un aumento del colectivo de perceptores de hasta el 20%, al aumentar el límite de recursos de 9.585,20 euros al año a 11.526,73 euros al año.

rebajas fiscales

Fuente: El economista